Puericultura 2018

De feria en feria…por Víctor Valencia

Esto es parte de una canción de J.M. Serrát pero en este caso no vamos a hablar de ferias itinerantes, sino del periodo inter-ferial.

Desde la feria de PUERICULTURA MADRID del 2017 ha pasado un año, en este año que por cierto se pasa volando como todos los años (ya se sabe que una vez que te haces mayor el tiempo dura menos no se sabe por qué) se supone que ya hemos hecho muchos avances en el desarrollo de nuevas unidades de ingresos.

Si no ha habido grandes cambios, por muchas excusas que busquemos la realidad es que hemos tenido 345 días de por medio para mejorar nuestro negocio y su gestión y de nuevo este 2018 tenemos la oportunidad de buscar y generar nuevos planteamientos, porque cada año PUERICULTURA MADRID es una oportunidad renovada para ponernos al día, para conocer las novedades del sector, para contrastar información y sobre todo para pulsar el mercado.

Seguro que la mayor parte de la gente que lea este artículo piensa en el mercado de la puericultura, pero ¿qué es el mercado de la puericultura? ¿un medio o un fin…?, si atendemos a su definición etimológica:

“Estudio y práctica de la salud, los cuidados y la crianza que debe darse a los niños durante los primeros años de vida para que tengan un desarrollo sano”

Está claro que en los términos arriba descritos hablamos de un fin, “el desarrollo del bebé”, pero si lo entendemos como un medio, la puericultura es el mercado que se mueve en el entorno del bebé y no necesaria y directamente relacionado con él.

Sé que dicho así, uno se queda igual, pero si hablamos de su entorno, todo lo que afecta directa o indirectamente al bebé es puericultura, desde los animales de compañía con los que conviven en el hogar o que podrían convivir (incluido un pájaro que con sus trinos genere un sonido totalmente natural que gusta y relaja a los bebés)

 “La fundación National Trust informó que dedicar como mínimo cinco minutos al día a escuchar los pájaros es beneficioso para la salud y el equilibrio mental debido a que es muy relajante y aísla de otros ruidos”

Otro ejemplo:  podemos incluir los automóviles en los que los padres desplazan a sus bebés y no hablo solo de los sistemas de retención, hablo del coche en sí y todo lo que ello puede implicar:

¿Se ha planteado alguien ofrecer poder comprar un ozonizador de mechero de coche para conectarlo cuando se desplazan con el bebé de modo que el viaje en coche implique mejorar el nivel de oxígeno para el bebé?

¿Algún coche está mejor pensado para una pareja que va a tener un bebé y piensa en adquirir uno?…  ojo no pienso en que se vendan automóviles en tiendas especializadas de puericultura, aunque cochecitos ya vendemos… ¿pero y prescribirlos?

(darle una pensada al concepto).

Está claro que en ocasiones, vamos a la feria con orejeras y dejamos pasar muchas oportunidades para descubrir cómo conocer determinados aspectos que afectan a los productos que ofrecemos y que podríamos reenfocar bajo una óptica comercial mucho más amplia.

 

A menudo nos preocupamos por los productos y sus características técnicas y poco por el valor de la marca. El valor de la marca es lo que aporta las verdaderas calves a la hora de ayudar a convencer a los padres.

Como se puede apreciar, ir a PUERICULTURA MADRID tiene mucho más recorrido del que en un principio pueda parecer y solo he comentado tres ejemplos de los 22 que deberían contemplarse a día de hoy a la hora de analizar cómo gestionar la oferta de IFEMA PUERICULTURA para buscar nuevos planteamientos que complementen mi visión de la oferta, del cliente y del entorno.

Es importante visitar los stands de todos los exhibidores, pero siempre pensando en como complementar sus novedades que no nos engañemos, serán el reclamo para captar potenciales clientes pero que bien trabajadas y con un poco de “aliño”, permiten subir el ticket medio con mucha facilidad, poder encontrar muchos más colaboradores y por supuesto mejorar el margen y en la mayor parte de las ocasiones sin tener que hacer inversión alguna.

Por eso es bueno ir a la FERIA, pero tan importante como asistir es el tiempo “de feria en feria”, pero si no se aplica lo que se aprende o lo que puede aprender en cada feria o no se practica la apertura de mente con nuevos conceptos de mercado uniendo el entorno y la estrategia, poco provecho le sacaremos a una feria en comparación con el que podríamos sacarle.

 

Víctor Valencia

CEO Entorno y Estrategia Consultores de Comercio Especializado de PURICULTURA

Miembro Consultor del Comité Comercio Especializado de PUERICULTURA  MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *